Autoclave

La madera es uno de los materiales constructivos más usados en el mundo. Bajo peso, fácil montaje, flexible, totalmente sostenible,… y lo que cada día es más importante: es el único material de uso en construcción con balance positivo de CO2. Con el fin de aportar la única propiedad (la durabilidad)que no poseen las maderas de rápido crecimiento, Frosch Chemie aporta al mercado diversos formulados químicos para la impregnación de la madera mediante sistemas de presión-vacío (sistema bettel). La impregnación en autoclave consigue penetrar el 100% de la albura o zona impregnable con el protector químico en base a cobre, de este modo la protección se realiza en profundidad y con una distribución uniforme. Las sustancias activas del protector, una vez fijadas confieren a la madera una protección eficaz y duradera en cada una de las clases de uso o servicio.
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Saber más.